Narrativa: Disparos mudos #1

 

Dos grandes amigos, que se conocían hace tiempo, desde niños, ya de adultos, intentan conseguir trabajo, el cual ya de por si es difícil. Estamos hablando de dos personas que pasaron una dura infancia, pero que juntos, como hermanos, salieron a flote gracias que entre ambos se cuidaban las espaldas. Viven en una ciudad donde por más lejos que quieras subir, los que están arriba te tirarán a matar, para que jamás le alcances.

Una noche, a uno de estos se les ocurre robar un supermercado, robar el dinero, rápido, sencillo y sin sangre derramada. Desgraciadamente para este dúo, se encuentran con que los dueños, más que armados, era un puesto de mando bastante importante, escondido a la vista de todos. Estos al hacer incursión dentro, armados y gritando que les den dinero, los que les atienden, ni se inmutan, no mueven un dedo ni pestañean, no de miedo, sino de indiferencia, como si nada estuviera pasando.

Por el altavoz del supermercado, resonando en todo el emplazamiento:

-¿Se puede ser más idiotas, o es que no saben con quienes se están metiendo?-

A lo que uno de los ladrones novatos grita:

-¡Llama a la policía si quieres, pero danos el dinero o eres hombre muerto!-

-¡HAHAHA! Por favor no me hagan reír, les sugiero que se den media vuelta y se vayan, haré que esto no sucedió- se escucha por todo el local con esa voz tan misteriosa.

Ambos ladrones se miran mutuamente, como buscando alguna solución en el otro, pero ninguno sabe qué hacer, es una situación bastante extraña, y que jamás pensarían que les iría a suceder.
Guardan sus armas y lentamente se retiran del recinto, extrañados por ese tan raro momento, hasta podría decirse que fue el más raro intento de robo hasta el momento.

Un hombre misterioso los ve a través de una pantalla, mientras se alejan, captados por las cámaras de seguridad del exterior del supermercado.
-Averíguame más sobre estos dos idiotas-

-Enseguida señor-

 

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *